En este artículo explicaré un ejemplo de planificación del fallecimiento.

Hace dos años, un cliente  mostró interés en reunirse personalmente junto a su mujer con titular de la correduría.

Se trataba de un médico estomatólogo, cliente integral. Como ocurre a menudo no tenía claro todos los seguros que tenía.  Asistió a la reunión con su Sra.

El objeto de aclarar dicha posición era debido a que le habían encontrado un tipo de cáncer. Según su propio conocimiento, tenía un 60% de superarlo y un 40% de fallecer en un plazo de 8 meses.

Tras esta primera reunión recopilamos toda la información del cliente. Verificamos los capitales de cada una de las pólizas y analizamos los beneficiarios.

En una segunda reunión, se comunicó toda esta información disponible. Se recomendaron cuáles deberían ser los pasos a seguir en caso de que se produjera  una situación de superación de la enfermedad o de óbito. Se hizo especial énfasis a la fiscalidad de las diferentes opciones.

Finalmente el Dr. , desgraciadamente falleció. Realizamos todos los trámites tal y como habíamos planificado. Sus beneficiarios cobraron las cantidades contratadas con un efecto fiscal minimizado.

Este artículo quiere presentar dos realidades. La primera es que todo el mundo sabe hacer un seguro de vida. Pero cuando llega el momento de la verdad, son pocos los que pueden hacer una optimización fiscal del mismo, teniendo además en cuenta las diferentes legislaciones de impuesto de sucesiones existentes en España. Por ello, escoja un especialista o un corredor de seguros reputado. No se haga el seguro ni con el familiar lejano de turno, ni con una línea directa ni directamente con la compañía.  Trabaje con profesionales. Este es el servicio que nosotros damos y que marca una diferencia respecto al resto de nuestros competidores.

La segunda realidad es, por desgracia, una irrealidad. La esperanza es lo último que se pierde, y por ello, nadie planifica su muerte. Este Sr. lo hizo. Con sus beneficiarios delante en las reuniones para que no perdieran detalle y dejando bien clara cuál sería la situación si él no estaba. Este Sr. hizo una planificación de su fallecimiento adecuada.

Lo que a diario nos encontramos es con la llamada de la viuda que no sabe en qué situación está. Empieza entonces para la viuda un camino de investigación para ver si tenía uno o varios seguros de vida, con uno o varios corredores y analizar cuáles eran las coberturas de los mismos.

En toda mi trayectoria profesional en el mundo asegurador es el primer caso en el que el afectado / enfermo, planifica su fallecimiento con anterioridad, durante su enfermedad. Nunca se hace, ya que la esperanza, es lo último que se pierde.

 

Por ello, si está interesado en la contratación de un seguro de vida, le recomendaremos cómo realizarlo, donde dejarlo recogido para dejar toda la situación atada y clara. De este modo se evitarán  problemas a los herederos / beneficiarios.  Y haga como este sr. Tenga en cuenta la planificación del fallecimiento.

 

https://www.myc.es/index.php/blog/

https://www.linkedin.com/in/andresmartincachon/

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muchas Gracias

Contestaremos a su consulta a la mayor brevedad posible. Gracias por confiar en nosotros.

Tiene alguna Duda ?¿ Consúltenos !!
Nombre
Necesitaremos su email para contestar a su consulta